LA SALUD entra por la vista, por el tacto, por el sabor, por el oído, y por el olfato. Porque, que no me digan que ver algo hermoso no da energía, tocar y acariciar es saludable, probar y comer alimentos sabrosos y saludables es beneficioso, escuchar el silencio o cualquier sonido agradable aporta calma, y oler ciertos aromas tranquiliza y regenera.

La salud es un compendio de muchos factores y es bueno no descuidar ninguno de ellos. Ser conscientes de lo que nuestro cuerpo necesita y cómo reacciona ante ciertos estímulos, es ser conscientes de que la salud está en nuestras propias manos.

Y para contribuir a ello, déjame que te hable de la Cúrcuma, una planta o raíz procedente de Asia, cuyos beneficios son inmensos y que sería bueno incorporar a nuestra alimentación. Entre sus propiedades están:

  • Proteger el hígado
  • Aportar energía
  • Evitar la depresión
  • Es digestiva
  • Metaboliza las grasas
  • Es antibiótica y antiséptica
  • Antiinflamatoria, adecuada para huesos y articulaciones.
  • Previene los gases e hinchazón de estómago
  • Resulta muy apropiada en procesos cancerígenos ya que mata las células malas pero no las que están sanas.
  • Y entre otra serie de cosas, aporta un ligero sabor a muchos platos e infusiones. Prueba a añadir un poco al agua hirviendo en pastas, arroces, sopas etc.

En Sri Lanka (aunque también en casa si te animas a ello) disfrutarás de batidos y preparados como el que más abajo te incluyo; puede prepararse también con Tamarindo, que es una fruta más digestiva que el mango, pero aquí no resulta tan fácil encontrar. En cualquier caso, también con el mango el resultado es excelente.


Jugo de cúrcuma para problemas de hígado y riñones

  • 12-17 cms de raíz de cúrcuma fresca. Hervir en 1 ½ de agua 20 min.
  • Un mango pelado y troceado calentar en sartén con un poco de agua caliente de la hervida con la cúrcuma. Que se vaya deshaciendo un poco.
  • Pasar por licuadora la cúrcuma hervida con una parte del agua si ves que queda muy grueso. Añadir el mango sin jugo. Mezclar bien.
  • Añadir jugo de 2 limones cuando la cúrcuma y el mango estén pasados por la licuadora.
  • Miel de abeja pura al gusto tras finalizar y esté caliente o templado, antes de guardar en un frasco. Dejar enfriar sin tapar.
  • Ir consumiendo en dos o tres días.

La medicina Ayurveda y la Cúrcuma, salud en Sri Lanka

Compartir: