Por la costa oeste de África…. o cualquier otro lugar

Para quien ha dado el primer paso, el camino nunca termina…

“Nómada fui cuando de pequeña soñaba contemplando las carreteras, nómada seguiré siendo toda mi vida, enamorada de los cambiantes horizontes, de las lejanías aún inexploradas, porque todo viaje, incluso en las regiones más frecuentadas y conocidas, es una exploración”

Isabelle Eberhardt

Sí, una exploración del mundo que nos rodea, pero también del propio interior que tantas veces nos pasa desapercibido. Un mundo que pertenece a esas regiones, como Isabelle Eberhardt decía, que no por más frecuentadas, son bien exploradas. El viaje, en cualquiera de sus términos,  elimina las toxinas que se nos acumulan en la mente y el corazón; viajar libera, viajar sana, viajar nos acerca a lo que somos, nosotros/as y el otro/a. Pero para ello hay que viajar sin miedos,  cerrando las puertas al escepticismo y abriéndolas a lo que la vida nos presenta en cada momento.