Primero diré QUIÉN SOY

Me llamo Iraide y quiero llevarte a lugares donde vas a sentirte bien. Quiero que conozcas algunos sitios que he conocido, que me han resultado maravillosos, donde he descansado, donde me han cuidado, donde he disfrutado, donde he aprendido. Y además quiero ofrecerte algo más, una meditación, un masaje, una terapia, nuevas experiencias… porque viajar es vivir, vivir consciente y plenamente, en este maravilloso mundo al que pertenecemos y del que recibimos tanta fuerza…

Porque todos necesitamos un espacio donde olvidarnos del ruido externo y de la mente; un espacio donde aprender a respirar el presente y recuperar un poco de esa paz interior que llevamos dentro y se nos escapa. Aprender a escuchar el silencio interior que puede abarcarlo todo.

Decirte que vivo y trabajo en Getxo; soy Maestra Reiki y diplomada en Kinesiología; realizo Masajes con Piedras Calientes y poseo conocimientos de Terapia Craneosacral, terapias y conocimientos que pongo a tu disposición también cuando viaje contigo. La meditación y la búsqueda de la calma interior son una parte de mi vida; pero sobre todo soy y siempre he sido viajera y escritora. A veces  por trabajo y casi siempre por placer, he conocido otras culturas y lo he contado después en reportajes de viajes. Es por todo ello que combinando mi experiencia y la de diferentes profesionales que nos cuidarán y guiarán en cada destino, que quiero hacerte partícipe de esta aventura de vivir y aprender, llevándote a rincones y momentos donde sentirse bien es lo que importa. Y lo que no olvidas.

También cuento con el apoyo de Agencias de  Viajes especializadas en atender al cliente de manera cercana y profesional, lejos del turismo de masas, que se encargarán de las reservas y los vuelos,  y una vez en el país, nos guiarán a través de la tierra que tan bien conocen.
Desde Zaragoza la cuidada infraestructura y dilatada experiencia de NTC&Sons 
y desde Bilbao el buen hacer y el detalle de Viajes Bilbao Express.   

Con su respaldo llegaremos a lugares exóticos y paradisíacos,  con la tranquilidad de estar en buenas manos. En otras ocasiones, los viajes serán más cercanos, quizá casas rurales o monasterios donde descansar y cambiar el “chip” y donde el tiempo no se mide con el reloj…

 

______________________________________________________________________________________________________