Y de rocas mágicas….

Por sendas y senderos… encontramos el bienestar.

Y es que, recorriendo el mundo, esta tierra que pisamos y que tanto nos puede llegar a deslumbrar aparecen lugares singulares, casi mágicos, que emanan una fuerza particular, y que, aunque sólo fuera por su belleza, ya son especiales. La Sierra de Gredos es uno de esos parajes y en la zona sur, en Ávila, hay un lugar en el que abrirse paso con calma, con los ojos y la mente bien abiertos.

Toda la Sierra de Gredos es en sí un paraje precioso, pero en  Candeleda se encuentra además un alojamiento en donde descansar y desconectar es casi automático. El Hotel Rural El Camino está ubicado estratégicamente para ofrecer silencio y relajación al visitante. Bien cuidado y con una oferta además para cuidar el cuerpo, como masajes y bañera de hidromasaje, nos invita a relajarnos y olvidarnos de las prisas.  A su alrededor además hay numerosas sendas por las que transitar, rutas que nos conducirán en muchos casos a arroyos y cascadas. Muchas maneras de disfrutar de estas hermosas tierras y su magnífica naturaleza.

Tierras en las que además puedes encontrarte con una misteriosa piedra. Se trata de una gran roca energética que emana una alta vibración y que contribuye, dicen, a equilibrar la propia vibración de las personas que la visitan y permanecen un tiempo a su lado…. Uno de esos misterios que guarda la tierra y que nos regala cuando menos lo esperamos.